¿Qué es la Oficina Anticorrupción de la Provincia de Chubut ?

Este Organismo fue creado a finales de 1999, mediante la ley N° 4520, y comenzó a funcionar el 15 de Mayo del año 2000. Originariamente se denomino “Fiscalía de Investigaciones Administrativas” y funcionó hasta el año 2004, año en el que se sanciona la ley I N° 267 (Ex - 5130)   por medio de la cual se le asigna su actual denominación “Oficina Anticorrupción” y se establece como un Organismo creado en el ámbito de la Legislatura de la Provincia del Chubut, encargado de velar por la prevención e investigación de aquellas conductas que dentro del ámbito fijado por la citada ley, se  consideren comprendidas en la Convención Interamericana contra la Corrupción, aprobada por la Ley Nacional Nº 24.759, como así también toda otra irregularidad funcional y/o violaciones a los deberes de funcionario público. Las Naciones Unidas consideran que la corrupción tiene efectos devastadores sobre las “economías que pasan por una situación difícil”. La corrupción vacía las arcas de los Estados, arruina el libre comercio y ahuyenta a los inversionistas. El Banco Mundial ha señalado que el pago de sobornos a los funcionarios públicos representa un alto costo para las empresas, lo que las mueve a declarar a las autoridades menores ventas, costos y nómina, para pagar menos impuestos. Por supuesto que el Estado pierde una cantidad sustancial de sus ingresos y los ciudadanos de escasos recursos llevan la peor parte al tener que pagar mayores impuestos y recibiendo menos beneficios sociales. La corrupción reduce los ingresos impositivos y aduaneros de muchos países en transición y en desarrollo. Los impuestos se evaden mediante el contrabando y mediante transacciones no asentadas en los libros y una contabilidad fraudulenta. La delincuencia organizada puede usar deliberadamente la corrupción para aumentar su participación en los mercados ilegales. Por ejemplo, los que trafican con el juego y con la droga en América del Norte y en América Latina han pagado a los funcionarios para que hagan redadas entre sus competidores o los mantengan alejados del país, según observa el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).